viernes, noviembre 21, 2008

Desolación

Ni amor.
Ni odio.
Ni amistad.
Ni simpatía.


Se acabó el tiempo, no has roto las reglas,
y ahora eres una presa más,
humíllate, doblegándote a sus normas,
tú no eres quién para decidir,
tú no lo entiendes y estás confusa,
buscando a alguien a quien querer,
tardaste demasiado
y ahora eres la prisionera de la DESOLACIÓN.
No vale la gratitud y la falsedad,
sus excusas son muy poderosas,
la frustración camina sobre ti,
huye lejos, muy lejos,
allí nos veremos.

0 comentarios: