sábado, enero 24, 2009

Viviendo con el silencio

El silencio es el instante más bonito o el más odioso, las palabras mas bonitas o las mas tristes, un momento reflexivo o u otro muy triste, descriptible con una sola palabra o simplemente indescriptible, es muchas cosas a la vez, buenas y malas y a veces sin sentido.

Nos gusta escucharlo: no hay ruido, solo melodía de fondo que no molesta, simplemente nos llena de algo maravilloso que nunca podrá ser reemplazado. Nos hace pensar sin querer y también ayuda en los peores momentos, aún que mejor que no sea continuo. Y lo mejor es saber que cuando vuelva, volveremos a sentirnos como la última vez, por que el silencio es necesario para vivir, sin él todo sería peor. Pero hay veces que lo odiamos: buscamos respuesta, consejos, ayuda, palabras que a veces necesitamos oír de aquellas personas que sabéis necesitar. Palabras que duele no escuchar y a veces también nos duele al escucharlas pero sin haberlas oído haríamos lo posible por hacerlo.

Lo buscamos cuando necesitamos tranquilidad, e intentamos salir de él cuando necesitamos ayuda inmediata. A veces lo buscamos sabiendo que un llanto saldrá de nuestros ojos tristes y pensativos, que fabrican lágrimas mucho antes de que nos podamos esconder en el silencio triste y melancólico, pero profundo y sincero. Otras salimos de él para que nadie piense que algo nos sucede y entonces pregunte, simplemente para no estallar a llorar y hacer ver a todos que algo nos come por dentro y que cada uno de los mordiscos hace una herida sin cura, el dolor de la cual soportamos sin remedio alguno, de un vacío amoroso, de un sentimiento de culpa o de la caneclación y el derrumbe de una fantasía.

2 comentarios:

  1. Silvia Andrade Jalón1/25/2009

    Un ensayo sobre el silencio.........me recuerda a Saramago! por suerte yo si veo, digo que veo, asumo que veo Y te leo!
    Silencio !! No se puede ahorita debo hacer ruído al aplaudirte por esto que has escitro

    ResponderEliminar
  2. Karolina Ruíz1/27/2009

    Me gusta como escribes pero me haría muy feliz que tus pensamientos fueran más alegres, más llenos de vida, más parecidos a ti :) Te quiero mucho ;)

    ResponderEliminar