jueves, noviembre 01, 2012

Luna

Que mi alma te hable en metáforas, versos o en simple silencios, es una parte sustancial del desprendimiento. Mi único deseo es dialogar con aquella luna guardada que habita ese cielo, ahuyentando miedos pasajeros, pues solo quiero hablarle y mirarla elevando mi rostro al infinito y perdiendo la noción del tiempo.

0 comentarios: