miércoles, enero 16, 2013

Aquella tarde de lluvia

Estaba empapada producto de la lluvia que cayó aquel día, quise decirle que todo estaba bien, aunque no lo estaba. No deseaba ella escuchar nada. Algunas veces deseaba acariciarle sus mejillas. Acercarme. Sentir su respiracion frente a la mia. Tenía tantas ganas de entrelazar mis manos en su cabello y enredar poco a poco mis dedos sabiendo con total seguridad que lo que hacíamos era incorrecto, pero….deseaba besarle la frente, deseaba abrazarla. Deseaba con un gesto cariñoso mostrarle una calidez tal, que borrara esa mala idea de actitudes desproporcionadas. 
Se busca una nueva etapa... Y yo ya he empezado a darla... 
Sólo espero de ella, sólo la espero a ella...

0 comentarios: