lunes, enero 14, 2013

Cuarta a la Décima

Encalló nuestro navío
El cauce fue suficiente
Latió un pulso intermitente
audible entre el vocerío.
Y allá fuí en el desvario
De tu cadencia fluvial
Mucho menos bien que mal
En medio de una oración
Un móvil en un ciclón
A destiempo, artificial.

0 comentarios: