lunes, noviembre 18, 2013

Corazones

Siempre preferí más a alguien con el corazón roto, que con el alma vacía. Los pedazos del corazón se pegan, el vacío del alma con nada se llena.

El verdadero peligro de conocer una mujer inolvidable, es no recordar el hombre que era antes de ella.

0 comentarios: