jueves, noviembre 28, 2013

Resolviendo

Últimamente los días y las noches se parecen demasiado, si algo aprendí en esta ciudad es que: no hay garantías, nadie te regala nada. Todo podía terminar terriblemente mal...pero este caso había que resolverlo.

0 comentarios: